flash bis 956x265px bandeau web

Ventilación por presion positiva (VPP)

Al soplar una gran cantidad de aire en un volumen siniestrado, aumenta la presión interna, lo que permite controlar los humos.

Al soplar una gran cantidad de aire en un volumen siniestrado, aumenta la presión interna, lo que permite controlar los humos.

Los efectos son rápidamente evidentes: Mayor visibilidad, descenso de la temperatura, reducción de la toxicidad, control del movimiento de los humos y reducción del potencial calorífico. Estos efectos son beneficiosos tanto para los socorristas como para las personas siniestradas.

Según la configuración del lugar a ventilar, será necesario elegir el o los ventiladores
que permiten hacer frente a la situación.


TÁCTICA DE VPP OFENSIVA

Tactique de VPP offensive.JPG
La táctica ofensiva consiste en una ventilación directa del volumen en el que se desarrolla el incendio, combinada con medios de extinción.

El objetivo de esta táctica es afectar al comportamiento del fuego y disminuir rápidamente su intensidad.

 

Para ver la video, haga click aqui


TÁCTICA DE VPP DEFENSIVA

Tactique de VPP défensive.JPGLa táctica defensiva permite preservar ciertas zonas. Evita la propagación de los humos y gases calientes en los locales a proteger.

Sólo se ventilan los locales que no han sido alcanzados por el fuego.

Esta táctica consiste en un uso de la ventilación disociado de las acciones de extinción.

Permite crear un eje logístico en ligera sobrepresión, para favorecer la evacuación de las víctimas, por ejemplo.

Para ver la video, haga click aqui 


TÁCTICAS DE VPP COMBINADA

También llamada ventilación operacional, ésta táctica consiste en combinar las 2 tácticas anteriores en edificios de gran altura:


1/ Primero se instala la ventilación defensiva por medio de un ventilador « maestro” de gran potencia situado al pié del edificio frente a su entrada.

2/ Una vez que se ha puesto en presión la caja de escalera, el equipo de intervención sube al piso en fuego para instalar un ventilador portátil en la entrada del volumen en fuego.

3/ Una vez que se ha creado la salida, puede comenzar la fase ofensiva: El flujo de aire del maestro se releva por el ventilador secundario situado en los pisos y empuja hacia el exterior los homos calientes tóxicos que contienen materias combustibles evitando así su
propagación. El control de los humos facilita la acción de los bomberos, especialmente la de los que se encargan de la extinción.

Combinada.JPG

 

Para ver la video, haga click aqui